domingo, 19 de abril de 2009

Libre de amarres

En mi artículo precedente afirmé que mis costumbres de antaño dieron paso a otras y que, cuando me di cuenta, no me sentía de aquí ni de allá, o sea, que no me sentía atada a ningún lugar en especial.
No creo que esta sensación de desarraigo sea negativa. Como dije antes, simplemente "es".
Me considero un ser humano feliz. Aprecio los regalos de la vida y aunque un evento, a primera vista, pueda parecer negativo, trato de aprender de él como lo que es, o sea, una experiencia.
La experiencia de vivir en cuatro países diferentes me ha enriquecido. Soy feliz en Suiza como lo fui en Italia y, antes, en Francia y en Panamá. Sin embargo, me siento lista para abandonar este lindo país y continuar mi vida en cualquier otra parte del mundo. Si puedo hacerlo es porque no tengo raíces, me siento libre.
La herramienta que me ha ayudado a obtener esta libertad es la escritura. Gracias a ella he desalojado la carga de traumas que me impedían elevarme.

3 comentarios:

Mujer al borde de un ataque de nervios dijo...

Querida Maritza: ¡Tantas penas me da que una mujer tan válida con un corazón tan lindo y un talento tan extraordinario quiera abandonar Suiza! Es una pérdida no sólo para la población hispanohablante sino para cada uno entre nosotros.

Marie-Anne dijo...

Un petit coucou de Bayeux où je suis actuellement en stage (à la bibliothèque.Maman m'a dit que tu avais un blog et m'a envoyée faire la traduction (et c'est là que je me rends compte que j'ai beaucoup perdu en espagnol!!)^^; j'espère que tout va bien de ton côté et qu'on aura l'occasion de se revoir bientôt...
Je te fais plein de bisous,
Marie-Anne.

Sonieta ladeloslibros dijo...

Hola he tardado en contestar pero han pasado muchas cosas desde entonces como cerrar la libreria .
Pero sigo con lo de las promociones de escritores y pequeños editores. Tengo dos libros tuyos de los que dejastes en deposito
Mi nueva direccion es librairie.espagnole@gmail.com

Voy ha hacerte, si quieres una entrevista para el blog y anunciar algo de tus libros
Un abrazo Sonia